jueves, 19 septiembre 2019

Jóvenes de teatro actúan en albergues de migrantes

JAQ lleva alivio, esperanza a quienes han dejado sus países en Latinoamérica por diferentes causas

fotos: JAQ

Llegaron a los albergues de migrantes en la frontera de México con Estados Unidos y la realidad “les sobrepasó”, pero siguen ahí, es su misión cultural, así lo explica Daniel Martínez, del Grupo de Teatro JAQ de Jocoaitique, Morazán, El Salvador que están de gira, de visita con los migrantes.

Integrantes del Teatro JAQ en uno de los alberges de migrantes en la frontera con México.

La primera experiencia de estos artistas fue al estar frente al cerco que divide México y Estados Unidos, “las emociones se mezclaron, el muro tiene muchos significados: es el bloqueo de los sueños y el símbolo del odio hacia los migrantes” asegura.

“En los albergues hay centroamericanos, venezolanos, haitianos, cubanos y ecuatorianos, el factor en común es que huyen de algo: del desempleo, de la inseguridad. Todos están esperando asilo, algunos lucen desesperados, tristes. Se emocionan al vernos y nos cuentan sus historias” comenta.

Con algunas de esas historias JAQ realiza play back, una forma de teatro de improvisación que cuenta las historias de la gente.

De acuerdo con Martínez, los migrantes se emocionan al verlos, “el teatro tiene ése poder sanador, les da un soplo de esperanza, les ayuda a hacer catarsis” dice.

JAQ se preparó durante un año para visitar los albergues en la frontera mexicana, son el único teatro play back salvadoreño, apoyados por una fundación estadounidense y que a la fecha están en plan cultural para solidarizarse con los migrantes.

Equipo de periodistas, estudiantes, editores y productores de la Carrera de Comunicaciones de la Universidad de Oriente UNIVO.