viernes, 22 noviembre 2019

El sabor de la semita se tomó San Francisco Gotera

Los migrantes retornados también tuvieron la oportunidad de mostrar sus productos paralelamente a los panaderos y emprendedores 

Por: Vanesa Benítez

Vilma Pacheco, de 70 años de edad lleva toda una vida dedicada a la elaboración de pan en San Francisco Gotera, Morazán, ella,  continúa el legado de su abuela y su bisabuela, un negocio con 95 años de existencia en el que sigue fomentando a sus hijos el amor a lo tradicional.

El negocio de Pacheco es: la Panaderia Ana Vilma  “La esquina del sabor”, muy reconocida en la ciudad y en el extranjero, ya que este delicioso producto es llevado a los compatriotas que viven en Estados Unidos.

Durante la celebración del Festival de la Semita, Doña Vilma Pacheco recibió un galardón por su emprendimiento y su trayectoria.

“Me siento feliz porque a veces se galardonan solo cuando fallecen las personas, no me esperaba que realmente me iban a dar este reconocimiento. La panadería es realmente para integrar y enriquecer a la comunidad” expresó la panificadora.

Además de celebrar el festival de la semita, en San Francisco Gotera se dedicó a los migrantes retornados, quienes trabajan con la asesoría de la Asociación  de Desarrollo Económico para el Desarrollo de Morazán (ADEL-Morazán) y han iniciado sus propios negocios.

San Francisco Gotera, una ciudad ubicada al norte del municipio de Morazán, está de fiesta este mes de noviembre y como una forma de rescatar la cultura y el turismo en la comunidad, se implementan diferentes actividades, entre ellas el festival de la semita.

 ¿Porqué un festival dedicado a la semita?

La semita es una clase de pan con el que la población de la localidad crea una identificación, debido a la historia arraigada la ciudad.

Debido a la pobreza que hace algunas décadas existía y aprovechando la habilidad de planificación de muchos habitantes del lugar, decidieron crear una comida nutriente, exquisita y que agradara el paladar de la comunidad, así es como nace “la semita”. siendo en aquel entonces el pan de los pobres y que hoy en día lo comen en todos los estratos sociales, según la tradición oral.

Para incentivar el turismo en la zona, y que los visitantes hagan una parada técnica en San Francisco Gotera, se impulsan estas iniciativas, ya que la mayor parte de los turistas se va hacia el norte de Morazán, a los sitios históricos.

Este festival tiene una proyección a largo plazo, ya que se realizó un acuerdo municipal para poder institucionalizarlo y lograr que todo concejo municipal, independientemente de la administración municipal lo pueda celebrar.

“Les invitamos a todos los jóvenes de nuestro municipio que se acerquen a la alcaldía municipal, nosotros constantemente estamos tocando puertas para buscar apoyo para iniciativas de emprendimiento y poderles ayudar, que no busquen solo un empleo, si no, que sean generadores de empleos” manifestó, Nahim Ferrufino, alcalde municipal.

Desde San Pedro d

e Tutule, Honduras

“A los hondureños nos unen muchos lazos con los salvadoreños, para nosotros es un honor saludarles a ustedes hermanos salvadoreños que luchan a diario por llevar el pan de cada día a sus hogares, igual nosotros en nuestro país tenemos mucha enseñanza salvadoreña de cómo se trabaja la tierra” comentó, Wilfredo Guevara, Miembro de la Corporación de San Pedro de Tutule, Honduras.

“Recibimos una invitación por parte de la administración municipal para ser partícipe de este segundo festival de los migrantes retornados, esperando que los jóvenes puedan ser parte de la investigación y explorar la importancia que tienen proyectos como estos para nuestro crecimiento personal y profesional, expresó, Silvia Saenz, integrante de la Asociación de Apicultores de Morazán.

Equipo de periodistas, estudiantes, editores y productores de la Carrera de Comunicaciones de la Universidad de Oriente UNIVO.