viernes, 24 mayo 2019

Común y corriente o tener claro donde voy

No nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta que nuestra vida es de mucho valor, y la descuidamos haciendo solo cosas que no benefician

Por: Clarisa Romero
foto: web

Alguna vez por su mente han cruzado preguntas existenciales como:

¿Cuánta importancia tiene en mi vida lo que estoy haciendo en este preciso momento?

¿Qué debo hacer para estar satisfecho conmigo mismo?

Preguntas de este tipo me hizo pensar en la vida académica de un joven; en todos los niveles  existen tres tipos de estudiantes:

Excelentes: Estos estudiantes son los primeros en todo, si el maestro escribe en la pizarra un problema matemático ellos lo resuelven antes que el docente termine de escribirlo incluso y piensan que si ellos no pueden resolver algo el resto tampoco podrá.

Es bueno ser excelente en lo que quiera que se haga, eso refleja disciplina, inteligencia y trabajo constante, pero cuanto más excelente es una persona en determinada área la humildad debe sobre salir, o dígame usted ¿de qué sirve una persona muy inteligente, pero con el ego muy alto? al final eta persona no tendrá con quien compartir sus logros.

Malos: Este tipo de estudiante es así por muchas razones, en primer lugar, no se esfuerza al máximo, pueda que tenga problemas o no sabe invertir bien su tiempo, estos tres motivos tienen solución piense que lo que usted estudia determinara su futuro, piense bien y reflexivamente trate de mejorar sus debilidades y sea más autocritico.

Incluso, ¿no se ha fijado que en un salón de clases si algo sale mal es culpa de los malos estudiantes, aunque ellos no tengan la culpa?

Promedio: Estos son los que más abundan, se dan por bien servidos con un 8 o 9 y nadie se fija en ellos porque si hay algo difícil que realizar que lo hagan los inteligentes y si algo salió mal fue culpa de los malos estudiantes.

Si usted es el estudiante promedio déjeme decirle que no es muy recomendable porque se ha acomodado, tiene el potencial, pero con un 8 es suficiente.

Hasta la biblia lo afirma (Apocalipsis 3-16) Aasí, puesto que eres tibio, y no eres ni frio ni caliente, te vomitare de mi boca.

Dios mismo no quiere que seamos tibios, son personas que no mejoran que no cambian ni en 10 años.

Así como en lo académico se manifiestan,  estos comportamientos se ven reflejados en la sociedad, incluso me atrevo a decir que en su trabajo están presentes.

La intención de este escrito es que usted evite ser una persona promedio (común y corriente) comienza a trascender en lo que quiera que hagas y llegará un punto donde alcanzará el éxito antes que se de cuenta.

Todo esto trae a mi mente una reflexión:

Se trata de un joven que lo tenía todo en la vida, sus padres poseían mucho dinero, pero un día fallecieron y el decide hacer un viaje, pero no gastar todo su dinero, fue a una joyería y compró la perla más cara y fina, posteriormente se embarcó en un viaje pasaron algunos días y se aburrió, recordó que tenía la perla  y comenzó a jugar con ella, lanzándola hacia arriba  y cada vez que hacia esto los rayos del sol se reflejaban en la perla saliendo destellos de luz muy bonitos, la gente se admiraba,

Mientras tanto, un anciano se dirige a él diciéndole joven que tienes ahí, le responde el muchacho esta perla que representa mi pasado mi presente y mi futuro, mi pasado porque es la herencia de mis padres, mi presente por es lo que tengo y mi futuro porque al llegar a la orilla la venderé y tendré mucho dinero, le dice el anciano: – si representa tanto para ti no deberías estar jugando con ella, el joven no le prestó atención y sigo lanzándola, cuando en un descuido la perla se fue al fondo del mar.

Así pasa muchas veces,  no nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta que nuestra vida es de mucho valor, y la descuidamos haciendo solo cosas que no benefician.

Tenga mucho cuidado usted puede decir mi vida me pertenece y nadie se puede meter en ella.

Dejaré de tomar cuando yo quiera, dejo los malos hábitos cuando quiera, comenzaré la dieta cuando quiera, si yo quiero puedo mejorar las calificaciones, dejo de reunirme con esta persona que me perjudica, y ese” cuando quiera” nunca llega, eso se llama auto sabotaje mi querido lector,  si usted deja todo lo que le perjudica cuando quiera ¿porque no lo deja ahora mismo?

Lo que nos falta es actitud,  tener claro donde estoy y para donde voy.

Claro que habrán personas que le desanimen, diciendo que no puede, no lo logrará, eres un fracaso, tú no tienes remedio, eres fea o feo, te falta talento, esa materia no es lo tuyo; pero no prestemos atención, mejor digamos como ese mensaje en las redes sociales:

Apaga la voz del mundo y súbale volumen a tu voz interior

 

 

 

Equipo de periodistas, estudiantes, editores y productores de la Carrera de Comunicaciones de la Universidad de Oriente UNIVO.