Cultura

Claudia Lars: la voz poética que trascendió las barreras de Centroamérica

Por: Asly Martínez

“Vamos a la huerta del toro toronjil, a ver a doña Ana comiendo perejil. Señores, no se burlen: doña Ana no está aquí, y aunque este huerto es suyo no come perejil.

¿Recuerdas cuando jugabas con tus amigos “Vamos a la huerta” o a la Víbora? “Exacto, la escritora de esos juegos que marcaron tu infancia es Claudia Lars; en el año de 1953, fue publicado su libro de “Escuelas De Pájaros”, con el cual se inauguró una nueva época para las letras salvadoreñas.

Margarita del Carmen Vega, quien más tarde se convertiría en: Claudia Lars.

Carmen Margarita, dio a luz en 1899, a una niña, quien junto a su esposo Brannon Vega, decidieron llamarle Margarita del Carmen Vega, quien más tarde se convertiría   en una poetisa, con el seudónimo de Claudia Lars, quien fue una de las grandes voces de la lírica centroamericana en el siglo XX, a sus diecisiete años publicó un breve poemario.

Claudia Lars, fue una poeta precoz, su obra es considerada de un depurado lirismo y destaca por su dominio de la métrica.  Desde muy pequeña recibió la influencia de los clásicos antiguos y españoles, Góngora, Quevedo, Fray Luis de León, así como la de los románticos ingleses y de Rubén Darío. También coincidió con algunos de sus contemporáneos, como el cuentista salvadoreño Salarrué.

Esta poetisa salvadoreña, vivió unos años en Estados Unidos, luego regresó a El Salvador, y en sus poemas plasmó experiencias vividas; sus obras llegaron a todo Centroamérica; siendo mujer rompió con todos los estereotipos y demostró en su lirica femenina, que pudo llegar muy lejos.

Ella ha sido una referente de la literatura salvadoreña; mujer intelectual, que con actitud positiva sirvió al país con su inspirada pluma y cultura integral, Claudia Lars, se desempeñó como Agregada Cultural de la Embajada de El Salvador en Guatemala, en 1945, y durante años fue la directora de la revista “Cultura”, del Ministerio de Educación en El Salvador.

Por sus escritos recibió varios reconocimientos:  Ciudad bajo mi voz: Primer Lugar en los Juegos Florales Conmemorativos, del fino amanecer: Primer Lugar Certamen Hispanoamericano, del 2 de noviembre 1973, la Universidad Centroamericana le da el título de “Doctora Honoris Causa”, y el 7 noviembre 1973- Condecorada con la Orden “José Matías Delgado”.

Renan Alcides Orellana, escritor y poeta, tuvo la oportunidad de entrevistar a Claudia Lars, “cuando era redactor de Diario Latino, la entrevisté en su oficina de la Dirección de Publicaciones del Ministerio de Educación, en el pasaje Contreras de San Salvador. Me interesaba que Claudia Lars opinara sobre el futuro director de Bellas Artes que se buscaba entonces, y que propusiera nombres” comentó.

La entrevista se volvió una amplia la conversación sobre diferentes temas del quehacer cultural. Para mi agrado, el tiempo parecía detenido. Llegada la hora de retirarme, le pedí posar para una fotografía, complemento de la entrevista. No olvido lo embarazoso de la situación que se dio, al solicitarle que posara, ya que su respuesta fue un ¡NO!, porque quería que la recordaran como ella era siempre, relató Renan.

En 1974, hubo luto en las letras salvadoreñas, ya que, a sus 75 años de edad, partió de este mundo la querida y muy reconocida escritora Claudia Lars, quien dejo una gran enseñanza y legado en la cultura salvadoreña, que significó un ícono del arte para El Salvador.

Han pasado más de 40 años de su fallecimiento, y sus poemas aún siguen resonando en las escuelas de El Salvador, se pasó una encuesta a estudiantes universitarios en donde se le preguntaba si habían escuchado de la famosa escritora Claudia Lars, todos contestaron que sí, ya que en sus escuelas primaria o bachilleratos, todos los docentes de Lenguaje y Literatura hablan sobre ella.

Claudia Lars es una escritora cuyas obras se disfrutan en los primeros años de la primaria, es un orgullo para el pueblo salvadoreño, donde hay una parte de sociedad que no cree y confía en las mujeres, ella es una motivación para romper con estereotipos, la poetisa fue una mujer brillante de su época, recordada por las nuevas generaciones, expreso una estudiante de la Universidad De Oriente.

“Aún recuerdo cuando cursaba el 7° grado, en el Complejo Educativo “Benito Nolasco”, donde siempre acostumbran hacer el concurso de poesía, recuerdo que obtuve el 2° lugar en declamar un poema de Claudia Lars titulado “La pájara pinta”. Comento una estudiante de 3° año de Comunicaciones.

Claudia Lars, su legado va pasando de generación tras generación, ya que fue una pieza fundamental para la escritura salvadoreña, es una maestra del arte literario, en donde, sus obras y poemas llegan hasta los rincones más profundo del pulgarcito y de todo Centroamérica.

Esta poetisa salvadoreña, ha llegado al corazón de cada persona que lee sus poemas, ha marcado la infancia de muchos y demostró que cuando sueñas algo, lo puedes hacer realidad, solo si confías en ti, ella siendo mujer rompió con muchos paradigmas que de la sociedad.

Por otra parte, marcó la historia de la poesía, ya que en las letras plasmaba cada experiencia vivida, siendo transparente, enfocándose en los niños, en el amor y en su familia, su humildad la llevó a que fuera una de las reinas de la poesía conocida nacional y a escala internacional..

Claudia Lars, es única, inconfundible y reconocida por sus escritos hechos de manera sencilla y con mucha ternura.

Etiquetas

Redacción UNIVO NEWS

Equipo de periodistas, estudiantes, editores y productores de la Carrera de Comunicaciones de la Universidad de Oriente UNIVO.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar