jueves, 19 septiembre 2019

“La sociedad no va a cambiar con más policías, sino con más profesionales”

Una entrevista de  Madelin  García con el Profesor José Vitelio Pérez

Llegar hasta Pajigua Arriba, un cantón de Guatajiagua, Morazán no es tan sencillo, la calle es de tierra, estrecha y el mantenimiento vial escaso.

José Vitelio Pérez llega todos los días desde hace 22 años, para dar clases en la escuela local; antes se tardaba una hora y 40 minutos ya que lo hacía a pie y cruzaba el río, hoy lo hace en un carro, a diario.

Pérez se graduó de profesor de la Universidad de El Salvador y su familia originaria de Guatajiagua, logró costear sus estudios comercializando ollas, comales y otros utensilios de loza negra que hacen los artesanos de la localidad.

Este maestro ha marcado un ritmo de trabajo en el lugar que incluye aconsejar a los jóvenes, acompañarlos y ayudarles a fomentar sus valores, una tarea que no ha sido fácil, sobre todo porque la zona ha sido considerada de las más inseguras del municipio, pero a la vez de las más pobres y abandonadas del desarrollo social.

Trabajar en la zona es una pasión para este docente, para él, el conocer a todos, especialmente a los jóvenes ha sido vital para poder seguir realizando su labor, sin miedo y con mucha entrega, aunque aún espera que las oportunidades para sus estudiantes sean más y para todos.

¿Qué significado tiene para usted ser maestro?

Tiene un significado bastante valioso, porque me gusta formar personas, contribuir en el desarrollo integral de la sociedad, especialmente en la comunidad de Pajigua Arriba, que es en la que más me he esmerado trabajando y de eso no me arrepiento ni lamento,  porque quizá no he hecho un excelente trabajo, pero he hecho mi mejor esfuerzo en la formación con los estudiantes, ayudarles a mejorar, incluso en la parte social, haciendo solicitudes para nuevos proyectos, para ayudar a los habitantes de la comunidad, pero espacialmente proyectos para los jóvenes.

¿Qué sueña usted para los jóvenes de la comunidad?

Sueño que sean grandes personas, que ayuden al desarrollo de la comunidad; mi sueño es que los jóvenes en el futuro, contribuyan y hagan cambiar la imagen o la perspectiva de este lugar, aconsejo a muchos jóvenes, diciéndoles o haciéndoles saber que ayuden a mejorar la imagen de Pajigua Arriba, porque es lo más importante, así a cualquier lugar que vayan, van a ser reconocidos con características positivas de la comunidad y sus habitantes.

En el área deportiva los jóvenes han sobresalido, me he esmerado en las competencias, hemos ganado medallas, y eso me llena de satisfacción y me impulsa a ayudarlos.

¿Ha aconsejado jóvenes para que sean personas de bien, para que no sean parte de la ola de violencia en el país?

Trabajo con ellos de cerca, los trato de una mejor manera, les hago ver la realidad, su futuro, les hago ver la necesidad que hay que cambiar a nuestro país, principalmente la comunidad de Pajigua, y que eso solo lo podemos lograr nosotros, desde nuestras familias, me he acercado a muchos jóvenes para ayudarles a cambiar y con la gran mayoría lo he logrado.

Hay algunos incluso que se han vuelto muy trabajadores y son ejemplo para otros. Este tipo de cambios me llenan de orgullo, porque he contribuido positivamente; hoy estoy a cargo de la sección del noveno grado, donde hay jóvenes con la rebeldía propia de su edad, pero los aconsejo y motivo a cambiar, a que sigan sus estudios superiores si tienen la oportunidad, para que sean personas de éxito en el futuro y sepan desempeñarse en lo que les gusta, me agrada mucho trabajar y estar pendiente de los jóvenes.

¿Ha sentido miedo alguna vez?

Hasta el momento no, tengo 22 años de viajar todos los días, hasta la comunidad; al principio me tocaba subir y bajar caminando hasta la ciudad de Guatajiagua; siempre he sido respetado en la comunidad y en otros lugares, por mi responsabilidad sobre los jóvenes, sobre el comportamiento con mi trabajo y por eso tratan de portarse de la mejor manera conmigo, a mí me alegra porque son cambios logrados en la comunidad.

¿Por qué no ha pedido traslado para un lugar más cercano?

Si he gestionado solicitudes para el traslado, pero lastimosamente no he clasificado, me gustaría poder estar más cerca de mi familia, pero no se me ha dado la oportunidad, pero de igual manera, me siento feliz de estar en la comunidad educando a jóvenes y niños que tanto necesitan de nuestra ayuda y educación.

En una ocasión les hice una advertencia a los estudiantes que me retiraría del centro escolar, y ellos me dijeron que no me retire y eso me motiva, porque ellos me aprecian mucho, igual que yo a ellos.

¿Considera que la educación puede cambiar los jóvenes?

Sí, claro que sí, la educación es el motor de la transformación social, es el pilar fundamental de la sociedad, por lo tanto, los cambios van a surgir de los procesos educativos. En lo personal, siempre me he responsabilizado de mi situación laboral como docente, creo y estoy consciente de que como parte de la educación y educador del Estado podemos cambiar la sociedad.

La sociedad no va a cambiar con más policías, sino con más profesionales, porque entre más educados estemos, más transformaciones habrán.

Pérez sabe que para los residentes en Pajigua Arriba hay muchos obstáculos para el acceso a la educación superior, sobre todo por la pobreza, pese a ello motiva a sus estudiantes a seguir, a continuar, a no darse por vencidos, para que éstos engrosen las filas de los profesionales en el país y contribuyan  al  desarrollo local, asegura.

 

Equipo de periodistas, estudiantes, editores y productores de la Carrera de Comunicaciones de la Universidad de Oriente UNIVO.