martes, 28 enero 2020

Inicia proyecto “No pares de soñar”

Una ventana para muchos jóvenes con deseos de superación
Fotografías: Judith Molina

En el inicio del programa No Pares de Soñar, 40 jóvenes de distintos municipios del departamento de San Miguel, recibieron una carta de reconocimiento, por haber sido seleccionados para formar parte de esa iniciativa, financiada por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

El programa es dirigido por un grupo de ex becarios de la Embajada de Estados Unidos, que bajo la necesidad de contribuir a la transformación de los problemas sociales, crearon un proyecto con el que pretenden beneficiar a jóvenes salvadoreños que se encuentren en situaciones vulnerables,  con el fin de ayudarles a cambiar su visión de vida para que tengan nuevas metas a corto, mediano y largo plazo, con las que puedan contribuir al desarrollo de sus familias y comunidades.

Éste consiste en formar a los  jóvenes en diferentes áreas como: panadería, inglés y liderazgo, en las que tendrán la oportunidad, no solo de aprender, sino también de practicar los conocimientos adquiridos a través de pasantías que les permitirán insertarse al mercado laboral, teniendo la ventaja de manejar un segundo idioma.  Además recibirán orientación para emprender su propio negocio, en el que tendrán la facilidad de desenvolverse mediante las habilidades de liderazgo que van a adquirir durante su desarrollo.

A esta iniciativa se han unidos varias empresas que creen en la capacidad de estos jóvenes para transformar lo negativo de sus comunidades en oportunidades de desarrollo social y económico, a través de un liderazgo positivo como clave para cambiar el esquema social en el que viven y que no les permite desarrollarse en todos los ámbitos positivos; entre ellas están: La Universidad de Oriente (UNIVO), Cetexsal, Grupo Lorena, UNIVO-CDMYPE y Centro Cultural Salvadoreño Americano.

Por lo que la coordinadora general del proyecto, Natalia Argueta, explicó que la idea nació de los jóvenes exbecados de la Embajada de los Estados Unidos,  para ayudar a jóvenes que viven en lugares vulnerables de la zona oriental  y que tienen pocas oportunidades para estudiar, “el objetivo es que estos jóvenes se formen en diferentes áreas técnicas como panificación, inglés, liderazgo y emprendimiento”, expresó Argueta.

Pero además de la formación en habilidades, les abrirán nuevas oportunidades en el mundo laboral, mediante la gestión de pasantías con las empresas que se han unido al proyecto, “Grupo Lorena nos ayudará en el área culinaria y la UNIVO lo hará con el idioma inglés”, puntualizó Natalia. Además agregó que la duración del programa de estudio es de  8 meses y cada uno de los jóvenes que forme parte de él, adquieren el compromiso de ser los responsables de replicar todo lo aprendido en su entorno.

Mientras que las expectativas de los jóvenes son muchas y desde el inicio están adquiriendo ese compromiso, como en el caso de Allan Ramos, estudiante de segundo año de bachillerato general en el Instituto Nacional Francisco Gavidia (INFRAGA), quien expresó que el motivo de formar parte de este programa es el deseo de superarse y tratar de ser mejor siempre, para formarse como un líder con el fin de ayudar a otras personas.

Equipo de periodistas, estudiantes, editores y productores de la Carrera de Comunicaciones de la Universidad de Oriente UNIVO.