Noticias

Leticia vende golosinas por WhatsApp

Cuando culmine su carrera desea trabajar con adultos mayores

Por: Jairo Gómez | Fotos: José Hernández

Con su mochila llena de sueños y una canasta con golosinas, Leticia Martínez, originaria de San Miguel y estudiante de segundo año de Tecnólogo en Enfermería en la Universidad de Oriente (UNIVO) inicia optimista una nueva jornada de aprendizaje.

Ella asiste cuatro días a la semana a sus clases en Ciudad Universitaria, en el municipio de Quelepa, cuando son presenciales; allí, no solo se empapa del conocimiento que le transmiten sus docentes, sino que también aprovecha su tiempo libre para comercializar las golosinas que trae desde su casa.

Para ello espera a que llegue la hora de almuerzo, ya que es el momento perfecto para trabajar… así, recorriendo las mesas del food court, ofrece los «dulcitos» a los estudiantes que se encuentran descansando.

«Estábamos conversando con un grupo de amigos cuando ella se nos acercó, fue muy amable… el carisma que tiene para vender me llamó la atención», dijo Yeny Romero, estudiante UNIVO.

¿De dónde provienen los productos?

Luego de una mañana de muchas actividades, el día de Martínez aún no ha concluido, pues además de su trabajo como estudiante y vendedora, se dedica a colaborar en el negocio familiar.

«Mi papá tiene un negocio (Panes El Gordo) en la Colonia El Molino, vendemos comida rápida: tortas, hamburguesas y otras cosas; yo le ayudo a él, pero también hay un negocio en la casa», expresó la joven.

Asimismo la estudiante comentó que en su casa tienen una ayudante, Ruth Benavides, ella fue quien empezó con la venta de dulces, una idea de negocio que surgió a raíz de la cuarentena.

En ese sentido, Leticia es colaboradora de Benavides, y de esta forma ambas obtienen un ingreso extra, «le tomamos fotos a los dulces, y luego los compartí en un grupo de WhatsApp que tenemos con los compañeros», relató la estudiante.

Martínez es además madre de una niña de 5 años, razón por la que aprovechó el regreso a clases presenciales y ahora puede ahorrar para cualquier gasto familiar que tenga que realizar.

Por otra parte, la joven aseguró que una de sus metas a futuro es culminar su carrera, y que le llama la atención trabajar con adultos mayores «porque son personas vulnerables, que a veces son maltratadas. Los adultos vuelven a ser niños y muchas veces no entendemos eso», concluyó.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar