DeportesNoticias

El milagro no llegó y El Salvador se despidió del mundial cayendo 8–7 frente a los helvéticos

Foto: INDES

Fotos de carácter ilustrativo, no comercial

La selección de futbol playa salvadoreña no pudo mantener una ventaja de tres goles y terminó perdiendo  por 8 – 7  frente a Suiza.

Las sagradas notas del Himno Nacional de El Salvador volvieron a resonar en las instalaciones de la Arena de Luzhniki, la selecta playera se estaba jugando la última carta para intentar conseguir un puesto en los cuartos de final en el Mundial de Rusia.

Los dirigidos por Rudis Gallo perdieron sus dos partidos anteriores, el primero contra Bielorrusia y el segundo contra la poderosa selección de Brasil. Hoy la azul y blanco cuscatleca se jugaba el todo el todo ante una selección helvética que venía invicta en el torneo. El paraguayo, Gustavo Domínguez fue el encargado de impartir la disciplina y poner el orden para ambos conjuntos.

La selección campeona de la Concacaf y la ranqueada cuarta a nivel  europeo, se enfrentaron en la jornada tres del Grupo C, una selección  de suiza que ya estaba con un pie en la siguiente fase y llegaba sin presión, todo lo contrario para la selección nacional, quien tenía que ganar para respirar el aire de Rusia.

Un partido lleno de emociones, suspenso y goles en abundancia, los guerreros de playa pelearon hasta el final pero también  quedó demostrado la inexperiencia de la mayoría de los seleccionados nacionales con respecto a juegos de tan alta exigencia en una Copa Mundial.

Los de la azulita llegaron a tener una ventaja de tres goles sobre Suiza  en el tercer periodo, pero en menos de 10 minutos vieron como la esperanza de un cuarto partido se esfumaba. Un hat trick de Fran Velásquez y goles de Exón Perdomo, Elmer Robles y Rubén Batres, daban la esperanza para el país centroamericano,  pero la selección helvética con un killer llamado Stankovick como delantero, diluyó el plan de Rudis Gallo  y fue un auténtico dolor de cabeza para los nacionales que nunca entendieron como pararlo.

‘’No supimos manejarlo desde el inicio, jugadas estacionarias tiros de esquina, de banda e igual tiros libres. Creo que por ahí se nos fueron acercando ellos, además venían sin la presión ya que prácticamente estaban en la siguiente fase, nosotros necesitábamos ganar por las posibilidades mínimas que teníamos y también por orgullo a nuestro país, pero no se da y hay que seguir trabajando’’ dijo Eliodoro Portillo, guardameta de la selección nacional a los medios.

El Salvador se despide del Mundial con derrota frente a Suiza,  sin conseguir  pasar de fase de grupos y sin ninguna victoria en sus tres partidos en Rusia. La selección joven que poseen  los salvadoreños, hace pensar que aún queda mucho para dar, es una nueva generación con jugadores que presentan buen fútbol para pelear grandes cosas.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar