miércoles, 27 mayo 2020

Daniela, la joven de chinameca que estudiará para ser marino mercante

Tres meses deberá asistir a varios cursos y luego seguirá la carrera en linea, hasta alcanzar sus metas.

 

Por: Julisa Montoya

Daniela creció con su abuela, su madre y sus hermanos en un cantón de Chinameca, San Miguel; para poder llegar a la escuela caminaba 25 minutos, se levantaba a las 5:00 de la madrugada para salir a tiempo ya que primero jalaba agua en un  cántaro, desde una pila que estaba a siete cuadras de su casa.

Con $0.50 centavos en el bolsillo, ella y sus hermanos se las arreglaban para el refrigerio y al mismo tiempo esforzarse para sacar buenas calificaciones, una forma de premiar a su mamá por todo lo que hace por ellos.

Durante su formación de educación básica era la encargada de cuidar a sus hermanos después de salir de la escuela, ya que su mamá estaba estudiando.

Daniela Estela Parada Gómez ya tiene 16 años y debido a una venta en el mercado de San Miguel con la que se sustentan, actualmente madruga a las 3:00 de la madrugada desde  su natal Chinameca; con ese trabajo pudo terminar el bachillerato.

El año pasado la jornada de estudio para esta joven fue de 7:00 a.m, a  12:00 del mediodía, luego a las 12:45, regresaba a sus clases , volviendo donde su mamá a las 4:00 p.m, y regresaba a casa a las 8:30 p.m.

Sus esfuerzos dieron fruto, en noviembre del 2019 se graduó de bachiller, pero se le olvidó la fecha, por lo que andaba de delantal cuando le avisaron que no debía faltar al evento, así que decidió asistir así, sin traje de gala y para su sorpresa, se llevó el primer lugar en el Instituto Nacional Francisco Gavidia (San Miguel), además recibió una beca para estudiar inglés y otra para certificarse como marino mercante.

Daniela con lágrimas manifestó que nunca va a rendirse, y que hoy más que nunca dará el 100% en todo, poniendo más de su parte y creando caminos que la conduzcan a que algún día logre todo lo que tiene planeado que se le realice de la mano de Dios y de su familia.

El sueño de Daniela es estudiar Administración de Empresa, la beca que le dio un político migueleño es para estudiar Marino Mercante, pero no obstante recalca que si piensa estudiar, puesto que es una oportunidad que le conducirá a su meta.

Por otra parte, dicha carrera le va a permitir viajar a otros países, cosa que ella había soñado, poder conocer nuevas personas, culturas, tradiciones.

“En ocasiones para poder pagar el alquiler de la casa,  mi mamá dejó de comprar algo necesario, ella se ha limitado, ha dado el 101% por nosotros, en apoyo, compresión, y amor” contó la joven, quien desea que su madre, quien es tecnóloga en enfermería pueda obtener un trabajo en esa área.

Por otra parte, Daniela, espera de los gobiernos y las entidades del país que se den la oportunidad de abrir sus puertas, porque así como ella, hay muchos jóvenes que estudian y trabajan y hay casos en peores condiciones, abandonados por sus padres, sin ningún apoyo que los motive y respalden para seguir adelante.

“Hay jóvenes que han abandonados sus estudios para poder sacar adelante a sus hermanos y familiares,  los concejos municipales, deberían involucrarse más con esta realidad de los jóvenes, que se tomen la tarea de ayudar a quienes tienen el deseo de estudiar y superarse, brindándole la oportunidad para que puedan lograrlo” comentó la joven.

Por otra parte, Emilia Gómez López, madre de Daniela Parada, describe a su hija como: una joven aplicada, atenta con sus hermanos y con ella, convirtiéndose en una segunda madre para sus hermanos menores.

Caracterizando a su hija con fortalezas que le permite vencer y derivar de raíz cualquier dificultad, y si encuentra un obstáculo, lo toma como una prueba para poder con la ayuda de Dios vencerlo y salir adelante, siempre motivada y agradecida de todo lo que tiene, porque no importa lo poco o mucha que se tenga, cuando las ganas de salir adelante son más fuertes que cualquier cosa.

“Daniela a pesar de ya ser una adolecente, ella es mi niña, y yo también me siento muy bendecida de tenerla como mi hija, es la prueba de amor más grande de Dios en mi vida, ella es mi mano derecha y como ella misma dice: mamá eres mi pilar y motivación, así mismo ella y mis otros hijos son mi fuerza y motor para nunca darme por vencida” dijo la madre.

 Por ahora la familia de Daniela enfrenta otra dificultad, a veces no les alcanza para la renta del lugar donde viven, pero confían que las cosas mejorarán, “todo el esfuerzo que hemos realizado valdrá la pena, no hay sacrificio que Dios no vea y que no nos de su mano, y a seguir adelante, que querer es poder” comentó con la esperanza que el futuro cercano será providencial.

Un marino mercante es una persona capacitada para poder laborar en un barco, ya sea con propósitos comerciales o turísticos.

Equipo de periodistas, estudiantes, editores y productores de la Carrera de Comunicaciones de la Universidad de Oriente UNIVO.