Noticias

Cuando una beca impulsa el liderazgo

Feria Internacional de Becas se realizará el 12 de octubre en Jaguar de Piedra UNIVO

Fotografías: Uriel Guevara y archivos.

En un salón con cuadros representativos y aspecto profesional, una bandera azul y blanco de fondo, libros en gabinetes de madera y finos acabados, se entrevistó al ganador de la beca “Study of the US Institutes” (SUSI, por sus siglas en inglés), Juan Isaac Argueta, originario de Jocoaitique, departamento de Morazán, quién actualmente cursa  segundo año de Licenciatura en Agronomía en la Universidad de Oriente (UNIVO), intentando una y otra vez desarrollar sus capacidades intelectuales al límite.

Su gran experiencia inició cuando un día común y corriente se enteró de la Feria Internacional de Becas, evento que se realiza en el Campus Jaguar de Piedra de la UNIVO; pero debido a sus compromisos universitarios no tenía pensado asistir, hasta que una licenciada que conocía lo invitó y finalmente se presentó. Ya en la feria, empezó a explorar junto a 5 de sus compañeros las distintas oportunidades que ofrecían las becas, y después de un rato llegó al stand de información de “Los Institutos de Estudio de Estados Unidos, (SUSI), por sus siglas en inglés.

Desde el principio le llamó la atención, puesto que cumplía con la mayoría de requisitos que esta exigía, cómo pertenecer a un grupo ajeno a la universidad, destacar en el aspecto académico y pertenecer a zonas y grupos históricamente marginados.

Juan Isaac fue un destacado estudiante en educación media y al ser habitante de Morazán, formar parte de la Organización de Jóvenes en Acción Positiva (OJA), logró ser parte del selecto grupo de aspirantes a la beca.

El siguiente paso que le siguió al estudiante de agronomía, fue descargar la solicitud de aplicación para completarla y enviarla; posteriormente, la encargada del Departamento de Internacionalización de la UNIVO,  Flor de María Olivares  lo asesoró para llenar de la solicitud; luego,  ella le informó que la suya había sido una de las mejores que salió de la universidad. Días después recibió un correo donde se le informaba que había sido seleccionado junto a otros 24 estudiantes a nivel nacional, para una entrevista en la capital salvadoreña.

Para Isaac, la Universidad de Oriente les proporcionó asesorías que  considera fueron claves, debido a que en ellas les mencionaban lo que debían y no debían hacer durante la entrevista; pues solo tenía 10 minutos frente al jurado que decidía si era un correcto aspirante o no, y tenía que llamar su atención con las actividades que realizarán, para poder pasar a la siguiente fase.

Él comentó que los delegados que lo evaluaron, quedaron impresionados al escuchar que además de ser un buen estudiante, trabajaba como Deejay para un grupo que distribuye y comercializa mezclas musicales a personas interesadas e incluso, a radios reconocidas del país. Admite que esta fue una de las razones por las que, en otro correo electrónico, se enteró de su avance a la siguiente entrevista.

Su nuevo reto estaba ahora en la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador, pero debido a la dificultad de movilización entre Morazán y San Salvador, la UNIVO lo apoyó a él y a otro de sus compañeros en el transporte. Supo que sería más complicado aplicar, pero al regresar de la entrevista se dio cuenta que estaba entre los 5 ganadores de la beca SUSI.

Después del papeleo y de la espera por su VISA, hubo una ceremonia donde asistió la Embajadora de los Estados Unidos de América y medios de comunicación, confirmando su viaje y el de otra compañera, Nory Hernández, de Comunicaciones hacia Tucson, en el estado de Arizona.

Partieron en los días posteriores y al llegar, el afecto y la convivencia entre los 20 estudiantes becarios de países como Guatemala, Honduras y México, se practicaba haciendo de la estadía, una buena experiencia. Especialistas en temas de interés, llegaban y desarrollaban las sesiones en las cuales Juan Isaac participaba activamente; expresó, que el nivel académico de los ponentes era digno de admirar y la emoción que sentía al formar parte del programa de becados y el estar en otro país, era enorme.

Su estadía en el país norteamericano duró en total 5 semanas, y en este tiempo visitaron varios lugares icónicos de Tucson, como los asentamientos indígenas, la frontera de Arizona con México y varios museos importantes de la zona. Luego se trasladaron a la Costa Este, en Amherst del estado de Massachussets donde recibieron clases cortas y tours para el entretenimiento y el sano esparcimiento de los jóvenes.

Durante el período de recreación que tuvieron en Amherst, preparaban una presentación para el Departamento de Estado de EUA, y días después de llegar al pueblo perteneciente a Massachussets partieron a Boston, para conocer la universidad más antigua de Estados Unidos, Harvard.

Su paso por Boston culminó rápidamente y se trasladaron a New York; ahí, se juntaron con otros 20 estudiantes becados, originarios de Nicaragua, Costa rica, República Dominicana y Panamá. Visitaron Wall Street, el puente de Brooklyn, Time Square y les permitieron ir a los lugares que ellos quisieran gracias a un subsidio extra.

3 días no fueron suficientes para conocer New York según Isaac, pero debían trasladarse a Washington donde presentarían el proyecto al Departamento de Estado, se reunirían con los otros estudiantes y visitarían los últimos lugares de su viaje: La Casa Blanca y la estatua de Lincoln. En la ceremonia de despedida, Juan Isaac comentó que las emociones estaban a flor de piel y que muchos de sus compañeros y nuevos amigos, lloraban al saber que se terminaba su viaje.

Recibieron además un reconocimiento e Isaac recibió la noticia de que su proyecto presentado al Departamento de Estado junto a su compañera Nory Hernández, había sido uno de los ganadores, este, servirá para beneficiar y empoderar a los jóvenes del Instituto Nacional de Morazán (INSEM), en temas como política, arte, cultura y de interés general. Un presupuesto, planteado en el ensayo que presentaron, marcó la pauta del costo del proyecto y de los objetivos que esto tenía en la formación personal de los jóvenes.

Dicho proyecto durará dos meses y los beneficiados podrán salir del instituto y conocer más acerca de la historia de Morazán, que fue testigo material de la guerra.

Al culminar su viaje, el recibimiento de las autoridades universitarias y miembros de su comunidad fue grato y le inspiro una motivación agregada a los planes que desde que partió de Washington traía para ejecutar en su país. “Estudiar en la Universidad de Oriente es un privilegio porque el Programa de Honor Liderazgo y Competitividad y la Feria Internacional de Becas abren un sin fin de oportunidades donde los jóvenes pueden sobresalir”, expresó Juan.

Isaac reconoce que la UNIVO les colaboró totalmente mientras se desarrolló su beca, y que sirvió como enlace a estas organizaciones que se encargan de preparar a futuros líderes sociales en temas de interés e importancia general.

Para Isaac, la beca SUSI es la mejor por todos los beneficios que tiene, como los proyectos donde los jóvenes pueden formar parte, la aplicación a otras becas y la obtención de una maestría a través de ellas; la red de ex-becarios donde se obtienen aún más beneficios y más importante, una nueva perspectiva de vida.

El mensaje que Isaac Argueta les da a los jóvenes, es que no tengan miedo de aplicar a las becas y que desarrollen su liderazgo e imaginación. “En todo joven hay un líder, solo falta sacarlo y ponerlo a trabajar”, dijo. Enfatizó que hay que ser autodidacta y “Salir del montón”, puesto que las oportunidades están solo en quienes las buscan.

Para finalizar, agregó que la visita a la Feria Internacional de Becas que se realizará el 12 de octubre del corriente año, es esencial para conocer los beneficios y las becas donde los jóvenes puedan aplicar.

Al igual que Juan Isaac, decenas de estudiantes pueden ser beneficiados y recibidos ya sea en Estados Unidos o en cualquier otro país, pero para eso hay que seguir el camino del conocimiento y de la superación para obtener los resultados deseados en la vida profesional.

Estudiar en la Universidad de Oriente es un privilegio porque el Programa de Honor Liderazgo y Competitividad y la Feria Internacional de Becas abren un sinfín de oportunidades donde los jóvenes pueden sobresalir” Isaac Argueta, exbecario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas

cristian david hernández

Me interesa el conocimiento en todas las áreas, pero especialmente lo que tiene que ver con tecnología, comunicaciones; soy un constante critico de la realidad y al escribir suelo ser sarcástico, como un buen comunicador.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar