domingo, 18 noviembre 2018

Que la memoria de Monseñor Romero siga en las calles

Peregrinado el 15 de agosto a la tierra del profeta

Negarse a construir un parque temático sobre su niñez, por ejemplo y pensar en una plaza para eventos, es negar su historia, es no valorar lo que representa, no preguntar a la gente sobre el tema es aún más grave

foto: Marcela Rivas

Unos jóvenes del Instituto Nacional de Ciudad Barrios danzaban folclor con trajes celestes, blancos  y amarillos, levantaban las piernas con mucho estilo y blandían los machetes en el suelo, como fondo estaba la iglesia del centro del pueblo; era una expresión artística realizada por el nacimiento de Oscar Arnulfo Romero en aquel lugar rodeado de cafetales, a 154.6 kilómetros de distancia desde la capital.

Esa danza sirvió de inspiración luego para iniciar la semana cultural en honor de aquel hombre nacido en esos parajes y que llegó a ser Arzobispo, mártir, es Beato y pronto será elevado oficialmente a los altares. Esa semana cultural incluía conferencias en los centros escolares, elevación de globos y piscuchas, charlas, festejo con pastel y hasta concursos de pintura, dibujo, poesía en honor al salvadoreño más famoso.

Para esta fecha, siempre fue opacada, el grupo juvenil que llevaba su nombre luchaba contra corriente por celebrarlo siempre, hacíamos un boletín que se llamó:” La Voz”, con editorial, pastoral y otros, lo armábamos con fotocopias porque en esos años no teníamos computadora. Una de esas semanas culturales el gobierno local de turno no nos autorizó ningún lugar para exponer, así que lo hicimos en la calle y fue genial ver a los trabajadores del campo con sus machetes al hombro ir a ver fotografías de Monseñor .

Luego de la beatificación de Monseñor Romero, para Ciudad Barrios siempre hay peregrinaciones y  pese a la instalación de un penal altamente peligroso a la entrada del pueblo, seguirán siendo más; pero me pregunto ¿por qué la fecha principal de la peregrinación no es el 15 si es el día de su nacimiento? ¿por qué tiene que coincidir con las vacaciones, si el 15 es el día que Dios decidió que viniera al mundo ese profeta?

Quizá van más personas por el cese del trabajo; sin embargo peregrinar el día del nacimiento de Oscar Romero, podría de alguna manera llevar a declarar ese día como asueto, por la fuerza que representa su historia, su palabra, su legado de fe y justicia.

Por otra parte, la esencia de Monseñor Romero, no se debe quedar solo en las iglesias, debe llegar a las escuelas, sobre todo en su tierra natal.

Los niños y los jóvenes siguen ignorando mucho de la historia del país, de la complejidad de la guerra, del proceso de paz, de las masacres, de los procesos de reconciliación, de abusos de poder, de transparencia y otros  temas que pueden discutirse en foros, conferencias, presentaciones de documentales, libros, pero tal parece que la creatividad no llega ya, que la memoria histórica es relevada y lo de Monseñor Romero se trata de forma “ligth”.

Los mayores avances en temas de Monseñor Romero en su cuna es que hay un coro de niños que lleva su nombre y todos son de Ciudad Barrios, que una de las rutas ha sido señalizada, aunque queda pendiente la principal,  se ha  mejorado el templo; pero en lo social aún no se vislumbra mucho, hay camino que recorrer, conciencias que tocar, construir un centro pastoral de difusión de su vida, consolidar las comunicaciones parroquiales, realizar desde su tierra el ejercicio de ser profeta en todos los ámbitos, de ser luz, de acoger a los pobres, de enseñar al que no sabe de dónde viene y para donde va este país, señalar el mal, como lo seguiría haciendo él.

En otros ámbitos Ciudad Barrios aún no crece: no hay hostales, ni capacitaciones sobre estos, la oferta gastronómica no ha mejorado, solo algunos esfuerzos familiares pequeños y aunque la seguridad parece estable, el penal sigue siendo lo peor que le han heredado los gobiernos de turno a la tierra natal del Beato, llevando zozobra a la población, provocando desplazamientos, asesinatos y organización de pandillas en algunos centros escolares.

Los esfuerzos municipales por ordenar han sido encomiables, pero hace falta apoyo para una terminal, para que el transporte no pase por la ruta interna y haya zonas peatonales; hace falta que se regule el ruido si se quiere convertir en una zona turística, porque en ese pueblo no se puede dormir debido al paso de transporte de mercadería desde la madrugada, falta aún dar mantenimiento al templo del barrio Roma que está deteriorado.

A dos meses de la canonización de Monseñor Romero, su tierra natal aguarda por ser visibilizada de forma integral, su hijo predilecto puede realizar que se desarrolle en todos los ámbitos, que crezca su economía, que la gente pueda trabajar en sus iniciativas y no que lleguen de otros lugares, pero todo se planifica, se calendariza, se gestiona, se capacita, se orienta, se aprovecha desde adentro.

Ciudad Barrios debe moverse en torno a la figura de Monseñor Romero, negarse a construir un parque temático sobre su niñez, por ejemplo y pensar en una plaza para eventos, es negar su historia, es no valorar lo que representa, no preguntar a la gente sobre el tema es aún más grave.

Ojalá y su canonización sirva para que se consulte a la gente que se puede mejorar, que la memoria de Monseñor Oscar Romero siga en las calles y las escuelas enseñándonos a construir una mejor sociedad, sin distorsionar sus mensajes, sin hacerlos “ligth” .

El penal sigue siendo lo peor que le han heredado los gobiernos de turno a la tierra natal del Beato, llevando zozobra a la población, provocando desplazamientos, asesinatos y organización de pandillas en algunos centros escolares.

Periodista, creo en Dios, soy fiel creyente en el potencial de los jóvenes para impulsar una mejor sociedad, me encanta ser parte de la formación de conciencia y conocimientos como docente, y ahora he emprendido una nueva aventura como Coordinadora de UNIVO News.