domingo, 18 noviembre 2018

Fotografía desenfocada y destartalada

Desde que conocí su obra, sus fotografías me apasionó su forma de hacer arte desafiando pensamientos “básicos” y estereotipados de hacer ver la realidad  cruenta a través de la fotografía.

foto: web

Kim Manresa llegó a mi pueblo hace algunos años, es decir, llegaron sus fotos, gracias al apoyo del Museo de la Palabra y la Imagen, en el contexto de un aniversario del natalicio de Monseñor Romero, en Ciudad Barrios; eras fotos de la ablación en África, las de las niñas prostitutas, de centros de refugios, muchas de ellas desenfocadas, pero con gran sentido documental.

En  2015 dijo en una entrevista al sitio miquepellicer.com: “Sigo haciendo los reportajes con cámaras que me cuestan 50 o 100 euros. Voy al ‘Cash Converters’, compro una cámara de segunda mano y cuando acabo el reportaje, la regalo. La técnica me importa un bledo, sólo quiero contar historias. Me implico mucho en cada reportaje, sobre todo los de derechos humanos, costumbres de la gente”.

Más adelante también dirá: “Mis reportajes son como la vida, destartalada, de recortes, yo no quiero que sean perfectas y que estén bien encuadradas” y recordando eso reflexioné, que, claro, son importantes muchas cosas cuando haces fotografía, pero lo verdaderamente importante se olvida, y es la realidad de la gente.

Retratar como Kim menciona “la vida destartalada” que tiene la gente hoy en día, es un reto  ¿qué se puede hacer desde el arte de la fotografía para mejorar la vida de otros, para retratar su miseria, su inseguridad, su abandono, su incertidumbre? aunque las fotos estén desenfocadas, destartaladas, pero con más sentido humanitario.

Puedes leer aquí la entrevista

https://miquelpellicer.com/2015/06/entrevista-kim-manresa/

 

Periodista, creo en Dios, soy fiel creyente en el potencial de los jóvenes para impulsar una mejor sociedad, me encanta ser parte de la formación de conciencia y conocimientos como docente, y ahora he emprendido una nueva aventura como Coordinadora de UNIVO News.