miércoles, 21 noviembre 2018

El patriotismo en el extranjero y en los estadios

Patriotismo, es un sentimiento de amor que se lleva en el corazón, y se vincula a los seres humanos con su país natal o adoptivo al cual se enlazan a través de la ley, de la cultura, del idioma, de la religión, de la historia, de la geografía y de los valores humanos.

Un Reportaje de Cecibel Martínez
Cátedra: Periodismo y Literatura

“Saludemos la patria orgullosos, de hijos suyos podernos llamar”, es la frase con la cual el himno nacional de El Salvador, invita a sus ciudadanos a sentirse orgullosos de su pulgarcito de América, a sentirse patriotas.

Sofía Márquez, tiene 18 años, ella es una salvadoreña radicada actualmente en los Estados Unidos, emigró por la vía legal cuando tenía 16 y desde entonces no ha vuelto a visitar su nación. Cuenta que algunas de las cosas que más extraña de su tierra natal es su comida, sus costumbres, y su familia.

Sofía, admite que estar en un país que no es el suyo, le ha llevado a extrañar y valorar más sus tradiciones y su cultura original; además, dice que se llena de nostalgia al recordar su niñez y sus vivencias, ya que la vida allá es radicalmente distinta a la que solía tener; además dice sentir una añoranza al escuchar el himno nacional, y todas aquellas cosas que le hacen recordar su patria.

A pesar de que ya se acostumbró a la vida en Estados Unidos, comentó que siempre recuerda con mucho cariño su país y que espera regresar pronto aunque sea de paseo, “si volviera a nacer, quizás me gustaría hacerlo siempre en El Salvador; es un país donde la gente es muy cálida y siempre hay alguien que te eche la mano en situaciones difíciles”, añade Márquez.

Márquez aseguró que también le gustaría que todo salvadoreño valorase más su cultura estando dentro del país y no sólo estando fuera; también comenta que quisiera ver que el país progrese para que los salvadoreños ya no tengan que emigrar en búsqueda de más y mejores oportunidades.

Así como Sofía, también hay otros salvadoreños laboriosos que se sienten orgullosos de su país y manifiestan su patriotismo por medio de su trabajo diario, tal es el caso de Yesenia Fuentes Luna, quien alquila un puesto en el mercado de artesanías de la ciudad de San Miguel, ahí tiene su pequeño negocio desde hace cinco años. Las artesanías que vende, vienen de la zona occidental del país, entre ellas podemos encontrar llaveritos tallados en madera, cuadros alusivos a El Salvador, trajes típicos, morrales, juguetes tradicionales elaborados artesanalmente, camisas en telas de manta, y otros artículos.

La época de ventas altas varía, a veces es en enero, a veces en agosto o en marzo, depende de la festividad, según explica Yesenia; y esto se debe a las visitas de los extranjeros o compatriotas radicados fuera del país.

También cuenta que lo que más se vende en la época de septiembre son los vestidos, los trajes típicos y las sandalias; trajes de soldado, bandas y todo lo que requieren los estudiantes para participar en los actos cívicos, “los trajes típicos no se venden en ninguna otra época del año, más que en Septiembre, expresa.

A pesar de no poder asistir a los desfiles del 15 de septiembre debido a que se le hace complicado dejar su puesto de ventas, ella dice sentirse orgullosa de su trabajo. “Es el diario vivir, de aquí sobrevivimos. Da satisfacción porque son recuerdos que son hechos aquí, hay gente que lleva para regalar, gente que no es del país y eso es lo que a uno le satisface” dijo.

Patriotismo, es un sentimiento de amor que se lleva en el corazón, y se vincula a los seres humanos con su país natal o adoptivo al cual se enlazan a través de la ley, de la cultura, del idioma, de la religión, de la historia, de la geografía y de los valores humanos. Este 15 de Septiembre de 2018, El Salvador conmemora sus 197 años de independencia. La celebración se hace mediante desfiles, bailes folclóricos, y festividades relativas a la independencia patria; durante todo septiembre, pero especialmente el día 15.

David Chávez Nativi, Licenciado en Ciencias de la Educación, con especialidad en Ciencias Sociales define el patriotismo como “la identificación cultural o el legado cultural que dejaron nuestros próceres en El Salvador, para poder continuar el proceso de transformación de nuestra cultura”

Hay muchos aspectos con los que cualquier compatriota se puede sentir identificado y muchas maneras de manifestar su patriotismo, “comer pizza, comer hamburguesas, eso no es de un salvadoreño; en cambio cuando va a una pupusería, él se siente alegre, pero más allá de eso, no le llama la atención su comida propia, y así es en la parte cultural” comenta Nativi.

Aunque él se considera patriota, cree que los salvadoreños en general, sólo a veces se comportan como tal y muchas otras veces no lo hacen. Explica que cuando los salvadoreños están en un estadio, en el extranjero  o justamente en el mes de septiembre, la parte del apego cultural, los hace más emotivos, entonces de esa forma es que se sienten atraídos hacia la parte del patriotismo.

Los salvadoreños que están en el extranjero, han entrado en una cultura globalizada, en donde lo que más interesa es el trabajo, razón por la cual hay menos convivencia con la familia. “La emotividad es lo que los hace sentirse más identificados, con un sentimiento de pertenencia, cuando escucha un himno nacional, por ejemplo, él llora, le aflora el sentimiento; y la valoran por eso mismo, el apego, el extrañar su pasado y vivir un presente que no va con la realidad que ellos tienen”, expone.

El sociólogo Chávez Nativi, también explicó por qué el salvadoreño es tan frágil al defender su cultura cuando se encuentra ante una nueva,  “sucede que la parte de la globalización nos lleva a querer imitar una forma de vida que no es la que nos corresponde, en este sentido, los países industrializados lo primero que hacen es verle la necesidad al ser humano o crearle una, para que este pueda consumir y eso es lo que lo convierte en una persona que olvida sus raíces”, aseguró.

Equipo de periodistas, estudiantes, editores y productores de la Carrera de Comunicaciones de la Universidad de Oriente UNIVO.